0
es
US
Envío GRATIS en Pedidos Superiores a $45
X
× SuperSmart Informarse por tema de salud Nuevos artículos Artículos populares Visitar nuestra tienda Mi cuenta Smart Prescription Blog Programa de fidelización idioma: Español
Próstata y confort urinario Informes

La hiperplasia benigna de próstata: ¡todo lo que hay que saber!

Es de lo más común y prácticamente inevitable. La hiperplasia benigna de próstata puede ser dolorosa y debilitante. Causas, soluciones, tratamiento, posibles complicaciones… Te lo contamos todo.
Rédaction Supersmart.
2016-11-01 (blog.publication: 2016-11-07)Commentaires (0)

El riesgo de contraer hiperplasia benigna de próstata aumenta con la edad

La hiperplasia benigna de próstata (HBP) también conocida como hipertrofia benigna de próstata, se caracteriza por el aumento del volumen de esta glándula masculina situada debajo de la vejiga, al nivel de la uretra. A medida que envejecemos, la próstata tiende a crecer de forma natural; es un signo «normal» de la edad. Esto no quiere decir que haya que conformarse y no hacer nada.

La HBP es una afección común

Se estima que más de 6 millones de franceses padecen de hiperplasia benigna de próstata. Es un trastorno muy frecuente que afecta a casi el 50% de los hombres mayores de 50 y al 75% de los hombres de entre 60 y 70 años. Casi todos los hombres de más de 90 años lo padecen.

El aparato urinario se ve directamente afectado por la HPB

Al aumentar de volumen, la próstata tiende a comprimir la uretra (ya que el canal atraviesa la próstata) y la vejiga. ¿Qué consecuencias acarrea? En caso de sufrir de HBP, la micción se hace problemática: ganas de orinar muy frecuentes, micciones reducidas y difíciles al principio, vaciado incompleto de la vejiga, fugas urinarias… Además de los problemas «mecánicos» causados por la hiperplasia, la inflamación de la zona puede causar dolor y complicaciones.

El volumen prostático y los síntomas no siempre están relacionados

El hecho de presentar síntomas pronunciados no siempre indica una próstata muy voluminosa y, por el contrario, el hecho de mostrar pocos síntomas no significa que la hiperplasia sea leve. De ahí la importancia de un diagnóstico y de un tratamiento tan pronto como se observen los primeros síntomas, aunque no sean muy molestos en la vida cotidiana. Por último, algunos hombres pueden tener hiperplasia benigna de próstata sin sufrir de trastornos urinarios.

La predisposición genética puede influir en la hiperplasia benigna de próstata

No se conocen con exactitud los mecanismos que explican o desencadenan una hiperplasia benigna de próstata ni todos los factores que la favorecen, aunque los cambios hormonales parecen ser un elemento clave de la patología. No obstante, parece que algunas familias se ven afectadas de una forma más generalizada que otras. Por tanto, hay que tener en cuenta la predisposición hereditaria.

Se recomienda la supervisión a largo plazo en caso de hiperplasia benigna de próstata

La patología en sí misma es benigna (aunque difícil de sobrellevar), pero puede causar a medio o largo plazo complicaciones agudas o crónicas de mayor o menor gravedad: infecciones urinarias, retención aguda de orina (RAO), insuficiencia renal, cálculos... De ahí la importancia de que se realice un diagnóstico rápidamente y que se inicie el tratamiento y seguimiento.

La hiperplasia benigna de próstata y el cáncer de próstata son dos patologías distintas

Aunque también se hable de adenoma (tumor) de próstata, la hiperplasia benigna de próstata es, como su nombre indica, una patología benigna que no tiene nada que ver con el cáncer de próstata. Los hombres que sufren de hiperplasia benigna de próstata no tienen un mayor riesgo que los demás de contraer cáncer de próstata. En cambio, las dos enfermedades pueden contraerse en paralelo y, por desgracia, la hiperplasia benigna de próstata no impide la aparición de un cáncer. Este es el motivo de que el médico, cuando realiza un diagnóstico de HPB, pida sistemáticamente pruebas complementarias (como un análisis de PSA) para descartar toda sospecha de cáncer de próstata.

Los tratamientos están diseñados para aliviar los síntomas

Ningún fármaco puede devolver a la próstata su volumen inicial, por lo que no se puede hablar de cura y los tratamientos deben plantearse a largo plazo. El tratamiento propuesto aliviará los trastornos urinarios relacionados con la hiperplasia. Los principales fármacos empleados para tratar la hiperplasia benigna de próstata son los alfa bloqueadores y los inhibidores de la 5-alfa-reductasa.

La fitoterapia puede ser ayuda eficaz en caso de padecer de hiperplasia benigna de próstata

Dado que se tolera muy bien sin dejar de ser eficaz, la fitoterapia es una opción que no debe pasarse por alto en el caso de la hiperplasia benigna de próstata. Entre las plantas que han demostrado su eficacia, tanto en la prevención como en el tratamiento, podemos citar la raíz de urtica dioica (ortiga mayor), cuyas propiedades son reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el extracto de palma enana, cuyos componentes activos actúan sinérgicamente con la raíz de urtica dioica, el ciruelo africano o las pipas de calabaza.

El estilo de vida saludable y los buenos hábitos permiten limitar el riesgo de HBP

Aunque ningún método puede prevenir completamente la hiperplasia benigna de próstata, se sabe que algunos hábitos permiten retrasar o limitar el problema. ¿Cuáles? Hacer ejercicio con regularidad, limitar la ingesta de bebidas por la noche pero hidratarse bien a lo largo del día, evitar retrasar la micción, vaciar bien la vejiga, abstenerse de todo abuso del alcohol y de las especias. Estos buenos hábitos también son útiles cuando la enfermedad ya se ha manifestado.

En caso de hiperplasia, puede ser necesaria una intervención quirúrgica

Si los tratamientos convencionales no sirven de alivio (o dejan de hacerlo) o si los trastornos urinarios o las complicaciones se agravan demasiado, el médico puede plantear una intervención quirúrgica. Existen varias técnicas quirúrgicas diseñadas para «lijar» el adenoma o para reducir la obstrucción provocada en la uretra en la hiperplasia.

Encontrarás más información en nuestro artículo sobre prevención y tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata.

Si te ha gustado, compártelo Pinterest

Commentaires

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario
Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión
Nuestra selección de artículos

Estos productos creemos que serán de su interés

-40%
ProstaNatural FormulaProstaNatural Formula

Una fórmula optimizada para los hombres mayores de 50 años

$23.40$39.00
+
Beta-Sitosterol 60 mgBeta-Sitosterol 60 mg

Una alternativa eficaz contra la hipertrofia benigna de próstata.

$23.00
+
Saw Palmetto 320 mgSaw Palmetto 320 mg

320 mg de extracto estandarizado de sabal

$21.00
+
Nettle Root Extract 500 mgNettle Root Extract 500 mg

Extracto de raíz de Urtica dioica estandarizada 16:1 Recomendado por la Comisión E del Ministerio de Sanidad alemán para aliviar los problemas urinarios asociados a la hipertrofia benigna de la próstata.

$24.00
+
Prostaphil™ 300 mgProstaphil™ 300 mg

El extracto de polen que reduce el volumen de la próstata

$57.00
+
Prosta-Friendly 250 mgProsta-Friendly 250 mg

Arándano rojo optimizado y patentado para mejorar los síntomas prostáticos y urinarios.

$22.00
+
-70%
Complete UricareComplete Uricare

La fórmula nutricional definitiva para la salud del sistema urinario

$13.20$44.00
+
Lyc-O-Mato® 15 mgLyc-O-Mato® 15 mg

Acondicionamiento potente y económico Para este nutriente indispensable

$48.00
+
© 1997-2020 Fondation pour le Libre Choix. All rights reserved
© 1997-2020 Fondation pour le Libre Choix. All rights reserved
Nortonx
secure
Warning
ok