0
es
US
Envío GRATIS en Pedidos Superiores a $70
X
× SuperSmart Informarse por tema de salud Nuevos artículos Artículos populares Visitar nuestra tienda Mi cuenta Smart Prescription Blog Programa de fidelización idioma: Español
Corazón y Circulación sanguínea Informes

Las maravillas del Ginkgo Biloba - Beneficios, Posología y Leyendas

Quien se interese por los árboles y la fitoterapia acaba irremediablemente por toparse con el ginkgo biloba. Es una curiosidad de la naturaleza que hay que ver por lo menos una vez en la vida
Rédaction Supersmart.
2019-10-22Commentaires (0)

Si usted tuviera una máquina del tiempo y eligiera remontarse a la época de los dinosaurios, hace 150 millones de años, sería propulsado a un mundo muy diferente del nuestro. La casi totalidad de las especies vivas le parecerían totalmente insólitas y extravagantes, pero algunas de éstas le resultarían muy familiares. Éste es el caso del Ginkgo biloba, este árbol tan misterioso que ilumina las calles de Tokio o de Nueva York, y que, al parecer, asistió en primer lugar a la extinción de los dinosaurios.

Fue hace 65 millones de años. A título de comparación, el hombre no existe más que desde hace 300.000 años. ¿Cómo demonios ha podido este decano de los árboles atravesar las épocas y sobrevivir a todos los fenómenos biológicos y geológicos del planeta delante de las narices de todos los que ha frecuentado? El secreto reside probablemente en la genialidad de su composición celular. Los investigadores han encontrado en ésta una mezcla de micronutrientes sensacional que le permite resistir a las enfermedades, a los parásitos, a los contaminantes, al calor, a los insectos e incluso al envejecimiento, ya que el ginkgo biloba puede vivir hasta 3.000 años.

El más viejo de los árboles desafía el tiempo

Cuando los primeros botánicos occidentales se dieron de narices con éste en el siglo XVII, se mostraron perplejos. ¿Era una conífera? ¿Un caducifolio? Este árbol excéntrico no entraba en ninguna de las divisiones de plantas existentes. Por tanto, hubo que crear una división sólo para él, a pesar del hecho de que él era su único miembro. Muy rápidamente, al compararlo con fósiles, los investigadores se dieron cuenta de que Ginkgo biloba era en realidad el último superviviente de un grupo de árboles muy populares que vivían hace aproximadamente 150 millones de años. Estos árboles atípicos se extinguieron en Norteamérica hace 7 millones de años, después en Europa hace cerca de 3 millones de años, probablemente debido a la extinción de los mamíferos y de los reptiles que participaban en la expansión de sus “semillas”. Pero contra todo pronóstico, una especie de este grupo sobrevivió en China, a la sombra y al abrigo de miradas (1). Ginkgo biloba es el único representante de la división ginkgophyta, probablemente la más antigua de las divisiones o filos de árboles del mundo.

Y si está todavía entre nosotros hoy, es un auténtico milagro, ya que todos los dinosaurios y los mamíferos muy grandes que antiguamente aseguraban la dispersión de sus “semillas” han desaparecido. El ginkgo biloba había creado un medio astuto para atraerlos haciendo a sus “semillas” muy olorosas. Pero hay que creer que el olfato es una función sensorial que difiere enormemente de una especie a otra, ya que, para nosotros, estas “semillas” desprenden un olor totalmente desagradable, que no incita realmente a la degustación. Si le pica la curiosidad, debe saber que le será difícil satisfacerla: como el subterfugio sólo está explotado por las hembras, las ciudades escogen generalmente individuos machos como adorno… Eso permite a los más iniciados recoger tranquilamente las “semillas” cuyo gusto recuerda un poco al pistacho (2).

Sea lo que sea, incluso si hoy en día hay pájaros y pequeños mamíferos que pueden dispersar sus semillas, Gingko biloba parece haber sobrevivido durante los últimos milenios gracias a la acción del hombre y quizás incluso a la de los monjes budistas que los plantaban alrededor de los monasterios. Actualmente, su recolonización progresiva del mundo sigue siendo frágil, pero ésta atestigua, una vez más, su increíble tenacidad cuando la mayoría de las especies toman el camino inverso…

Las particularidades del árbol de los mil escudos

Photographie de Ginkgo bilobaQuien se interese por los árboles y la fitoterapia acaba irremediablemente por toparse con el ginkgo biloba. Es una curiosidad de la naturaleza que hay que ver por lo menos una vez en la vida, aunque sólo sea por el aspecto tan singular de sus hojas y el color amarillo dorado que éstas enarbolan en otoño. Pero el espectáculo más impactante se produce en el crepúsculo del invierno cuando todas las hojas de color gris ceniciento caen a la vez, formando una alfombra dorada de un brillo mágico. Miles de visitantes van a admirar este fenómeno cada año al templo budista de Guanyin Gu.

Su modo de reproducción es asimismo único en el mundo. En realidad, el ginkgo biloba no produce “semillas” como dábamos a entender hace un momento, ¡sino óvulos! Los ginkgos forman parte de la división Spermatophyta: éstos preceden en la evolución no sólo a la invención de las semillas, sino también a la de los frutos. Esta particularidad les acerca a los seres humanos, y más teniendo en cuenta que la hembra no es capaz de producir óvulos más que en “la adolescencia”, es decir alrededor de los 80 años. Por otra parte, esta particularidad ha llevado a los japoneses a denominarlo “el árbol del abuelo y del nieto” ya que la persona que plante un ginkgo no puede esperar recoger ella misma los óvulos fecundados: deberá contar con su nieto…

Su particularidad más asombrosa sigue siendo, con todo, la calidad de sus sistemas de defensa que tienen fama de infalibles. Es muy sencillo, no se conoce que haya tenido ninguna enfermedad, ni ningún parásito. Además, resiste a los virus, a las bacterias, a los insectos, a la contaminación, al frío, a la sequía e incluso a los fuegos más devastadores. ¿Cuál es su secreto? En caso de incendio, éste hace afluir a la superficie una savia especial que hace muy difícil que se queme. Así, en 1923, un templo japonés sobrevivió milagrosamente al gran incendio de Tokio gracias a los setos de gingkos que rodeaban al edificio. Este acontecimiento destacado incitó entonces a las autoridades a elegir la hoja del gingko como emblema de la ciudad.

Pero es probablemente el 6 de agosto de 1945 cuando el gingko biloba hizo su mayor demostración de resistencia . La utilización del arma nuclear en Hiroshima por los americanos causó la muerte de más de 140.000 personas y la destrucción de muchas formas vegetales en un radio de tres kilómetros alrededor del impacto. Pero en la primavera de 1946, es decir a penas un año después del drama, unos investigadores tuvieron la gran sorpresa de ver brotar un ginkgo biloba a sólo un kilómetro del impacto, en el medio de un campo de ruinas todavía humeantes. Este gingko, convertido en símbolo de la renovación, fue después integrado a la construcción de un templo consagrado a la vida. En total son cuatro individuos pertenecientes a la especie Ginkgo biloba los que sobrevivieron, demostrando una gran resistencia a los agentes mutágenos como las radiaciones.

Puestas una detrás de otra, estas propiedades hacen del ginkgo un árbol casi inmortal: los individuos más antiguos alcanzan una edad de 4.000 años y una altura de 40 metros… Por otra parte, se cuenta que el fundador del Taoísmo, Lao Tse, plantó un ginkgo en su tiempo y que éste seguía vivo hoy en día. Eso fue hace 2.500 años.

Los beneficios demostrados del ginkgo y los que todavía no han sido explorados

Photographie de Ginkgo bilobaCuando los investigadores comprendieron que estaban tratando con una especie extraordinaria, pensaron inmediatamente que ésta podía ser útil para la especie humana. Y no se equivocaron. Por otra parte, las poblaciones asiáticas ya habían pensado en ello mucho antes que ellos, ya que las hojas y sobre todo los “óvulos” llevan utilizándose tradicionalmente siglos para tratar el asma y los trastornos de circulación.

En sólo unos años, nuestros conocimientos han validado la experiencia de los ancianos . Más de 200 estudios sobre los efectos biológicos del ginkgo han permitido identificar los terpenos (ginkgólidos A, B y C y bilobálidos) y los flavonoides (kaempferol, quercetol, luteolina, etc.) como las moléculas responsables de los efectos del ginkgo (3). Pero parece ser que su acción es sobre todo el resultado de una sinergia compleja entre todos estos compuestos. ¿Qué es la sinergia? Es un fenómeno que se produce cuando los efectos beneficiosos de varios compuestos tomados a la vez son superiores a los efectos de los mismos compuestos tomados de manera aislada. Dicho de otra manera, en este caso concreto, 1+1 no es igual a 2, sino a 3 o 4. A menudo se menciona el ejemplo de la vitamina C y del hierro para ilustrar este principio, ya que la vitamina C ayuda al organismo a absorber mejor el hierro además de ejercer sus efectos habituales. Por tanto, tomar vitamina C y hierro a la vez tendrá efectos más importantes que si usted toma la vitamina C por la mañana y el hierro por la tarde.

Actualmente, los complementos y medicamentos a base de ginkgo son utilizados en el tratamiento de trastornos asociados a una disminución del rendimiento intelectual y para mejorar el riego cerebral y periférico. En China, las indicaciones terapéuticas del ginkgo descritas en la Farmacopea de la República China (publicada en 2010) incluyen también los ictus o accidentes cerebro vasculares (ACV), la angina de pecho, los trastornos cardiovasculares, la disfasia y el infarto de miocardio.

El árbol de plata y los trastornos de la circulación

La mayoría de las personas que toman ginkgo biloba lo hacen para mejorar sus problemas de circulación sanguínea. Y éstos son numerosos:

Los compuestos causantes de este efecto son múltiples, pero los más importantes son sin duda los flavonoides. Éstos son antioxidantes conocidos por actuar en todo el sistema circulatorio (4-5). Relajan la resistencia capilar, disminuyen la permeabilidad y aumentan el riego cerebral ejerciendo su influencia en varios ámbitos:

Ginkgo biloba: ¿tiene también efectos en el envejecimiento?

Casi todas las células de nuestro organismo contienen mitocondrias. Éstas son una especie de pequeñas fábricas que finalizan la transformación de nuestros alimentos en energía utilizable por el organismo. Por tanto, todas las células que requieren mucha energía, como las neuronas o las células musculares, contienen muchas de éstas.

En estas fábricas se producen reacciones químicas complejas y puede suceder que se escapen de éstas elementos peligrosos para la célula. Es una situación perfectamente normal y el organismo está equipado con un sistema antioxidante para protegerse de éstos. En todo caso, hasta un cierto punto. Cuando las defensas disminuyen (por ejemplo, con el envejecimiento) o bien cuando el número de moléculas oxidantes está reforzado por elementos venidos del exterior (contaminación, humo de cigarrillos, radiaciones ultravioletas, etc.), el combate es desigual e irremediablemente se producen daños en las células (17). Por tanto, las que contienen muchas mitocondrias corren un riesgo especial, así como las mitocondrias mismas, lo que es muy problemático, ya que éstas manipulan compuestos muy delicados. Unos ataques repetidos correrían el riesgo de degradar significativamente la estructura y de aumentar así las fugas de elementos peligrosos que, a su vez, harían tambalearse al edificio. Si nada detuviera este círculo vicioso, los daños podrían hacerse gigantescos y perjudicar a todo el organismo. Afortunadamente, para evitar esta situación, la célula tiene la buena idea de suicidarse.

Esto es lo que parece que sucede en el deterioro cognitivo y en ciertas patologías como la enfermedad de Alzheimer (18). La alteración del funcionamiento de la mitocondria es lo que posiblemente provoca daños irreparables en las células (y en las proteínas que éstas sintetizan) y que conduce a su suicidio. El gran problema es que las neuronas no tienen la capacidad de dividirse y que no todas las células que desaparecen son remplazadas (19) …

La investigación demuestra que el ginkgo biloba es capaz de intervenir en este mecanismo patológico gracias a los bilobálidos al reducir las fugas y proteger las barreras de los elementos oxidantes (20-23). A largo plazo, dicha acción puede crear diferencias colosales: aumentar la producción de energía (menos fugas) (24-25), frenar el número de neuronas y de células musculares que se suicidan y conservar los circuitos neuronales que garantizan la conservación de nuestros recuerdos y la preservación de nuestras facultades cognitivas (26) …

Los beneficios del ginkgo en la memoria

El extracto de ginkgo biloba es ciertamente la sustancia más probada clínicamente desde el punto de vista cognitivo. En realidad, su acción en el funcionamiento de la mitocondria no es el único factor que explica su popularidad en el ámbito cognitivo. Hay como mínimo otros 3 mecanismos decisivos:

A lo largo de los últimos años se han publicado decenas de ensayos clínicos. Éstos ponen de manifiesto la acción del ginkgo a nivel cerebral. Dos metaanálisis recientes han llegado a la conclusión de una superioridad considerable del gingko frente a un placebo (28-29). Ya en 2009, el IQWiG (Instituto alemán para la calidad y eficacia de la atención médica), un instituto científico independiente, había llegado a la conclusión del efecto beneficioso del ginkgo, especialmente para mejorar la vida diaria y las funciones cognitivas (30).

Así pues, el árbol de los mil escudos podría ser útil para las personas en riesgo de demencia, paro también para mejorar diversos problemas relacionados con la cognición:

¿Hay que esperar efectos secundarios?

A menudo se dice que “si todo esto parece demasiado bueno para ser verdad, es que esconde algo”. Pero incluso en esto, el ginkgo biloba es una excepción: los diversos metaanálisis han mostrado que el ginkgo no presentaba más que escasos efectos secundarios y que éstos eran generalmente muy bien aceptados.

La mayoría se explican por el efecto vasodilatador del ginkgo, que puede ocasionar algunos ligeros dolores de cabeza al empezar a tomar los complementos. Para evitar esto, basta con empezar con dosis más pequeñas y aumentar progresivamente según necesidad. No obstante, como se trata de una planta que tiene tendencia a fluidificar la sangre, las personas hemofílicas y las mujeres embarazadas deberían abstenerse de tomarlo.

¿Qué posología hay que utilizar para el ginkgo?

En la mayoría de los ensayos clínicos, los periodos estudiados varían entre 22 y 26 semanas para dosis de 120 a 240 mg de extracto seco al día (31). Éstas son también las recomendaciones de la Comisión E (de Alemania), de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y del IQWiG (Instituto para la calidad y eficacia de la atención médica). Dado que los efectos del ginkgo pueden llevar un cierto tiempo para manifestarse plenamente, es preferible esperar como mínimo de 2 a 3 meses antes de apreciar sus efectos.

Éstos últimos también se maximizarán si usted elige extractos que garanticen un 20 % de contenido de flavonoides como mínimo y un 6 % de contenido de terpenos. Hay demasiados extractos de ginkgo biloba de calidad mediocre y cuyos precios son por lo general anormalmente bajos. Esta vez, el dicho que se menciona constantemente se aplica plenamente: ¡no olvide que el ginkgo biloba es un árbol raro y que los compuestos antioxidantes son especialmente frágiles! La calidad del producto final depende de todas las etapas de su producción, desde el cultivo de los árboles hasta su colocación final en cápsulas. Un complemento como Ginkgo Biloba 60 mg reúne todas las condiciones citadas anteriormente, incluso ha sido especialmente ideado a partir de los elementos de la investigación.

Si le interesa el ginkgo biloba por sus efectos a nivel cognitivo, estará sin duda interesado(a) también en Smart Pills, una fórmula nootrópica inédita que asocia al ginkgo biloba productos naturales destinados a mejorar la eficacia intelectual. La ocasión de experimentar el “flow” (el flujo o fluir), ese estado de gracia asociado a la claridad mental, preservando a la vez sus capacidades cognitivas a largo plazo…

Quiénes deberían leer este artículo una segunda vez

Las personas que corren más riesgo de padecer deterioro cognitivo y trastornos de la circulación sanguínea deberían interesarse todavía más en las propiedades del ginkgo. He aquí la lista de estas personas:

Algunas palabras para concluir sobre la palabra “Ginkgo”: ésta se pronuncia en francés “ JIN-KO” con el sonido “IN” de la palabra “VIN” y por tanto hay que evitar la pronunciación a la inglesa que se oye demasiado a menudo “DJINE-KO”. ¿No se dice que debemos tener el máximo respeto hacia los ancianos”?

Referencias

  1. Gong W, Chen C, Dobes C, et al. Phylogeography of a living fossil: pleistocene glaciations forced Ginkgo biloba L. (Ginkgoaceae) into two refuge areas in China with limited subsequent postglacial expansion. Mol Phylogenet Evol. 2008;48(3):1094–105.
  2. Cohn R, May 1 2003, The Life Story of The Oldest Tree on Earth, Yale Environment 360, Published at the Yale School of Forestry & Environmental Studies
  3. Singh B, Kaur P, Gopichand, et al. Biology and chemistry of Ginkgo biloba. Fitoterapia. 2008;79(6):401–18.
  4. Hertog MG, Feskens EJ, Kromhout D. Antioxidant flavonols and coronary heart disease risk. Lancet. 1997;349(9053):699.
  5. Yochum L, Kushi LH, Meyer K, et al. Dietary flavonoid intake and risk of cardiovascular disease in postmenopausal women. Am J Epidemiol. 1999;149(10):943–9.
  6. Touvay C, Vilain B, Taylor JE, et al. Proof of the involvement of platelet activating factor (paf-acether) in pulmonary complex immune systems using a specific paf-acether receptor antagonist: BN 52021. Prog Lipid Res 1986; 25(1-4): 277-88
  7. Tzeng SH, Ko WC, Ko FN, et al. Inhibition of platelet aggregation by some flavonoids. Thromb Res 1991; 64(1): 91-100.
  8. Belayev L, Khoutorova L, Atkins K, et al. LAU-0901, a novel platelet-activating factor antagonist, is highly neuroprotective in cerebral ischemia. Exp Neurol. 2008;214(2):253–8.
  9. Smith PF, Maclennan K, Darlington CL. The neuroprotective properties of the Ginkgo biloba leaf: a review of the possible relationship to platelet-activating factor (PAF). J Ethnopharmacol. 1996;50(3):131–9.
  10. EGb 761: Ginkgo biloba extract, Ginkor. Drugs R D 2003; 4(3): 188-93.
  11. Ou HC, Lee WJ, Lee IT, et al. Ginkgo biloba extract attenuates oxLDL-induced oxidative functional damages in endothelial cells. J Appl Physiol 2009; 106(5): 1674-85.
  12. Pierre SV, Lesnik P, Moreau M, et al. The standardized Ginkgo biloba extract Egb-761 protects vascular endothelium exposed to oxidized low density lipoproteins. Cell Mol Biol 2008; 54(Suppl 1): 1032-42.
  13. Fiorentino TV, Prioletta A, Zuo P, et al. Hyperglycemia-induced oxidative stress and its role in diabetes mellitus related cardiovascular diseases. Curr Pharm Des 2013; 19(32): 5695-703.
  14. Chen JS, Chen YH, Huang PH, et al. Ginkgo biloba extract reduces high-glucose-induced endothelial adhesion by inhibiting the redoxdependent interleukin-6 pathways. Cardiovasc Diabetol 2012; 11: 49.
  15. Tsai TN, Lin WS, Wu CH, et al. Activation of Kruppel-like factor 2 with Ginkgo biloba extract induces eNOS expression and increases no production in cultured human umbilical endothelial cells. Acta Cardiol Sin 2014; 30(3): 215-22.
  16. Kubota Y, Tanaka N, Umegaki K, et al. Ginkgo biloba extractinduced relaxation of rat aorta is associated with increase in endothelial intracellular calcium level. Life Sci 2001; 69(20): 2327-36.
  17. Christen Y. Oxidative stress and Alzheimer disease. Am J Clin Nutr. 2000;71(2):621S–9S.
  18. Mancuso M, Coppede` F, Murri L, et al. Mitochondrial cascade hypothesis of Alzheimer’s disease: myth or reality? Antioxid Redox Signal. 2007;9(10):1631–46.
  19. Reddy PH. Mitochondrial dysfunction in aging and Alzheimer’s disease: strategies to protect neurons. Antioxid Redox Signal. 2007;9(10):1647–58
  20. Abdel-Kader R, Hauptmann S, Keil U, et al. Stabilization of mitochondrial function by Ginkgo biloba extract (EGb 761). Pharmacol Res. 2007;56(6):493–502.
  21. Leuner K, Hauptmann S, Abdel-Kader R, et al. Mitochondrial dysfunction: the first domino in brain aging and Alzheimer’s disease? Antioxid Redox Signal. 2007;9(10):1659–75.
  22. Eckert A, Keil U, Kressmann S, et al. Effects of EGb 761 Ginkgo biloba extract on mitochondrial function and oxidative stress. Pharmacopsychiatry. 2003;36(Suppl 1):S15–23.
  23. Eckert A, Keil U, Scherping I, et al. Stabilization of mitochondrial membrane potential and improvement of neuronal Pharmacokinetics of Ginkgo biloba Extracts energy metabolism by Ginkgo biloba extract EGb 761. Ann N Y Acad Sci. 2005;1056:474–85.
  24. Janssens D, Michiels C, Delaive E, et al. Protection of hypoxiainduced ATP decrease in endothelial cells by Ginkgo biloba extract and bilobalide. Biochem Pharmacol. 1995;50(7):991–9.
  25. Janssens D, Remacle J, Drieu K, et al. Protection of mitochondrial respiration activity by bilobalide. Biochem Pharmacol. 1999;58(1):109–19.
  26. Tchantchou F, Lacor PN, Cao Z, et al. Stimulation of neurogenesis and synaptogenesis by bilobalide and quercetin via common final pathway in hippocampal neurons. J Alzheimers Dis. 2009;18(4):787–98.
  27. Rimbach G, Wolffram S, Watanabe C, et al. Effect of Ginkgo biloba (EGb 761) on differential gene expression. Pharmacopsychiatry. 2003;36(Suppl 1):S95–9.
  28. Ahlemeyer B, Krieglstein J. Neuroprotective effects of Ginkgo biloba extract. Cell Mol Life Sci. 2003;60(9):1779–92.
  29. DeFeudis FV. Bilobalide and neuroprotection. Pharmacol Res. 2002;46(6):565–8
  30. IQWIG. Abschlussbericht: Ginkgohaltige Pra¨parate bei Alzheimer Demenz; 2008.
  31. DeFeudis FV, Drieu K. Ginkgo biloba extract (EGb 761) and CNS functions: basic studies and clinical applications. Curr Drug Targets. 2000;1(1):25–58.
  32. Alzheimer's Association Report. 2010 Alzheimer'snext term disease facts and figures. Alzheimer's and Dementia. Volume 6, Issue 2, March 2010, Pages 158-194.

Crédits Images :
David Scarboro https://www.flickr.com/photos/vicjuan/15856231060/ https://www.flickr.com/photos/diegojack/15713761809/ https://www.flickr.com/photos/uniform-studio/4898917349/
Martha W McQuade Shigemi.J - Iwate , Japan https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/
Tapis d’or : https://www.flickr.com/photos/fui/306253983/
Feuille verte : https://www.flickr.com/photos/bwjones/42844285181/

Si te ha gustado, compártelo

Commentaires

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario
Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión
Nuestra selección de artículos

Estos productos creemos que serán de su interés

Super Omega 3Super Omega 3

Concentrado natural de omega 3 (EPA – Ácido eicosapentaenoico y DHA – Ácido docosahexaenoico) Asociado a una mejora de las enfermedades coronarias, de la depresión, de los síntomas de la menopausia, de la psoriasis y de la hiperlipidemia. Ácidos grasos procedentes de la pesca sostenible.

$25.00
+
Nuevo
Arctic Plankton OilArctic Plankton Oil

El aceite de Calanus, el tesoro nutricional del Ártico para estimular la salud del corazón y combatir la inflamación

$42.00
+
Lactobacillus reuteriLactobacillus reuteri

Un probiótico de nueva generación al servicio de la salud cardiovascular

$19.00
+
Co-Enzyme Q10 30 mgCo-Enzyme Q10 30 mg

Sobre soporte lipidico, triple bio-disponibilidad

$34.00
+
Celery3nb™ 75 mgCelery3nb™ 75 mg

Un arma natural y eficaz para controlar la hipertensión

$33.00
+
-50%
Triple ProtectTriple Protect

Prevenir lo imprevisible en el plano cardiovascular

$34.50$69.00
+
-40%
Cardio BoosterCardio Booster

Protección y mantenimiento multiformes de la salud cardiovascular

$20.40$34.00
+
Ubiquinol™ 100 mgUbiquinol™ 100 mg

Forma más activa y biodisponible de la CoQ10

$73.00
+
© 1997-2019 Fondation pour le Libre Choix. All rights reserved
© 1997-2019 Fondation pour le Libre Choix. All rights reserved
Nortonx
secure
Advent calandar ×