0
es
US
WSMUS
38445825
Su cesta esta vacía
Menú

Posibles causas de la fatiga crónica

Problemas de concentración, sensación de cansancio, dolor muscular inexplicable... Analizamos cuatro causas de la fatiga crónica.

Frecuentes alteraciones del sueño

En muchos casos, la sensación de fatiga persistente puede deberse a un mal funcionamiento de la ritmo circadiano. Este, también llamado ritmo o reloj biológico, regula las fases de sueño y vigilia de nuestro cuerpo. Cuando se ve alterado, puede manifestarse un irresistible deseo de dormir en cualquier momento. Puede producirse un desajuste del reloj biológico como consecuencia de haber trasnochado varias veces, haber tenido despertares no deseados, una excesiva exposición a la luz azul, el desfase horario, el trabajo nocturno... Algunas enfermedades, como la apnea del sueño, también pueden alterar el ritmo circadiano y causar fatiga extrema.

¿Qué soluciones existen? Hay varios trucos para mantener o recuperar un ritmo circadiano normal. Los expertos recomiendan especialmente acostarse y despertarse a horas fijas. Para facilitar la conciliación del sueño y mejorar su calidad, las plantas con propiedades relajantes pueden ser un recurso valioso. Algunas de estas plantas como la valeriana y la rhodiola están disponibles en suplementos como el producto Natural Sleep Formula.

Malos hábitos alimenticios

A veces, el síndrome de fatiga crónica puede estar relacionado con nuestros hábitos alimenticios. De hecho, cuando hacemos comidas hipercalóricas, el cuerpo debe movilizar una gran cantidad de energía para hacer frente a los excesos. Por el contrario, cuando nuestros menús son hipocalóricos, nuestra ingesta nutricional puede resultar insuficiente para recargar las baterías del organismo En ambos casos, puede producirse un estado de somnolencia que afectaría a nuestras capacidades.

¿Qué soluciones existen? Es importante controlar la ingesta nutricional para prevenir o combatir la fatiga crónica. Para ello, conviene adoptar una dieta sana y equilibrada que satisfaga las necesidades del organismo. Para evitar las deficiencias en nutrientes esenciales, también es posible apostar por fórmulas multivitamínicas como el suplemento Daily 6®. Este producto proporciona numerosos nutrientes tales como vitamina C y magnesio que son conocidos por su contribución al tono del organismo.

El estrés cotidiano

El síndrome de fatiga crónica también puede ser una de las consecuencias del estrés. Considerado por algunos expertos como el mal del siglo XXI, el estrés se reconoce ya como un auténtico problema social. En el trabajo o en casa, son muchas las situaciones estresantes que pueden afectar al funcionamiento de nuestro cuerpo. A largo plazo, el estrés puede causar una sobrecarga de trabajo que puede manifestarse como sensación de agotamiento, alteración del estado de ánimo, ataques de ansiedad, trastornos depresivos...

¿Qué soluciones existen? Ante el estrés cotidiano, existen varias respuestas posibles. Por ejemplo puede ser beneficioso un descanso relajante lejos del ruido, del bullicio y de las preocupaciones. Para prevenir o gestionar mejor el estrés, también puede ser eficaz utilizar un antiestrés natural. Existen varios, entre ellos el nuevo PharmaGABA®, que es una forma natural y biodisponible de GABA, un neurotransmisor con efectos tranquilizantes y antiestrés.

Sistema inmunitario debilitado

La debilitación de nuestro sistema inmunitario también puede ser responsable de la sensación de agotamiento total. De hecho, nuestro sistema inmunitario, responsable de la protección del organismo frente a las agresiones externas, en ocasiones puede verse debilitado y volverse ineficaz. Esta debilidad puede tener muchas explicaciones: algunas enfermedades, la acumulación de toxinas dentro del cuerpo, deficiencias nutricionales...

¿Qué soluciones existen? Para prevenir el síndrome de fatiga crónica, es esencial cuidar el sistema inmunitario. Para asegurar su buen funcionamiento, se necesitan algunos nutrientes tales como la vitamina D y el zinc. También es posible reforzar el sistema inmunitario gracias a inmunoestimuladores naturales como el arabinogalactano, un ingrediente activo extraído del alerce.

Palabras clave

Compártelo

Comentarios

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario

Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión

Pago seguro
32 Años de experiencia
Devolución de dinero
Envío rápido
Transporte gratuito a partir de $25 de compra