0
es
US
WSMUS
39460086
Su cesta esta vacía
Menú

Bronceado: ¿cuál es el mejor complemento alimenticio para el sol?

¿Quiere conseguir un bonito bronceado dorado este verano? Descubra las sustancias claves a las que dar preferencia para activar o prolongar su bronceado.

Mujer bronceada con gafas de sol

Complemento para el sol: ¿qué esperar?

Según su dosis y su formulación, los complementos solares tienen dos funciones esenciales: estimular el bronceado al preparar la piel para las exposiciones futuras (cápsulas preparadoras) o hacer que la piel tome color sin pasar necesariamente por el proceso de los rayos UV (cápsulas autobronceadoras).

Al influir directamente en los mecanismos de la pigmentación cutánea, estos suplementos contribuyen a sublimar la tez dándole un bronceado progresivo, natural y prolongado. ¡Un efecto “vuelta de vacaciones” asegurado!

Atención: aunque algunos fabricantes lo sugieren, estos complementos para el sol no protegen la piel de los daños causados por los rayos ultravioletas, como las quemaduras de sol. Por tanto, no les proporcionan una protección solar adaptada.

Los carotenoides: recursos para tener un buen aspecto en el verano

¿El color naranja de la zanahoria? ¿El amarillo brillante del maíz? ¿El rojo vivo del tomate? para brillar en los estantes, todas estas verduras se alimentan de carotenoides, unos coloridos pigmentos implicados en la fotosíntesis. En los vegetales, estos sirven fundamentalmente para recoger la energía lumínica del sol y, al mismo tiempo, desempeñar un papel fotoprotector (1). Hasta la fecha, hay más de 600, entre los que se encuentran el beta-caroteno, la astaxantina, el licopeno, la luteína y la zeaxantina.

Cuando se consumen regularmente, estas sustancias dan a la piel un hermoso tono anaranjado (2). Por tanto, los suplementos de carotenoides (por ejemplo, el potente Carottol, que combina carotenos, alfa-caroteno, beta-caroteno, luteína, zeaxantina, licopeno y astaxantina) le ayudará a recuperar color.

Otros dos vegetales interesantes para preparar la piel para el bronceado

Para preparar y estimular el bronceado, recurra al pomelo, cuya pulpa de color rosa a rojo indica la presencia de licopeno. También es muy apreciado por sus propiedades depurativas y regeneradoras cutáneas. Su combinación con el romero ha mostrado efectos positivos en la sensibilidad individual a los rayos UV (3).

Aunque por sí misma no broncea, la borraja es la aliada de las pieles secas para cuidados previos a la exposición al sol, debido especialmente a la riqueza de su aceite en ácidos grasos omega 6 (4).

La vitamina C contra el fotoenvejecimiento

Aunque los rayos UV dejan sobre nuestra piel unos reflejos dorados divinos, también precipitan la formación de radicales libres que atacan a la integridad celular. A nivel cutáneo, esto se traduce con el tiempo en las tan temidas marcas del fotoenvejecimiento, como las manchas marrones (manchas solares) o las arrugas (5).

Al contribuir a la protección de las células contra el estrés oxidativo y al mantenimiento de una piel normal, la vitamina C sirve de sombrilla natural (6). ¡Una buena razón para abusar de los cítricos, los pimientos, los kiwis y el brócoli varios meses antes de tumbarse en la toalla!

Y para maximizar su ingesta, considere la posibilidad de tomar un suplemento de vitamina C (aislada de los jugos gástricos por una capa de fosfolípidos, la vitamina C del complemento Liposomal Vitamin C tiene una bioasimilacion óptima).

El mejor complemento para broncearse: el hidrolizado de queratina, rico en melanina

¿Desea usted acelerar o intensificar su bronceado? Opte por el hidrolizado de queratina, el complemento alimenticio para el sol más eficaz actualmente. Extraído de la lana de la oveja negra, este complejo combina nutrientes excepcionales con precursores del bronceado (7). Es excelente especialmente por su excepcional concentración de melanina, el pigmento responsable de la coloración de la piel.

Como repaso, la melanina, los rayos ultravioletas y el bronceado están intrínsecamente relacionados. Al penetrar en profundidad en la dermis, los rayos UVA activan la melanina ya presente: así provocan un bronceado inmediato. En cuanto a los rayos UVB, al atravesar la barrera epidérmica en muy poca cantidad, provocan la síntesis de una nueva melanina por los melanocitos: el bronceado de la piel aparece entonces de forma retardada (generalmente entre las 24 y las 72 h posteriores a la exposición) (8).

Varios estudios han subrayado la eficacia del hidrolizado de queratina tanto en la pigmentación inmediata como en la retardada, ofreciendo desde entonces un bronceado más duradero y más pronunciado con las exposiciones. Para optimizar su baño de sol, puede optar por suplementos que lo contengan (por ejemplo Tan-Aid, complemento de ayuda al bronceado que se basa en la fórmula patentada Melaline®, apoyada por varios estudios clínicos).

Las prácticas correctas que hay que adoptar para broncearse sin riesgo

Lo hemos dicho, los potenciadores del bronceado no están destinados a proteger la piel del sol. Por lo tanto, para broncearse sin ninguna preocupación (sin pelarse ni quemarse), observe estas pocas y buenas medidas:

  • Evite las exposiciones entre las 11 h y las 16 h, intervalo de tiempo en el que la radiación solar (llamada índice UV) alcanza su máximo apogeo.
  • Aplique una protección solar cada 2 h, eligiendo un índice UV (o SPF) adaptado a la intensidad de la luz del sol y a su fototipo. Para las pieles claras y sensibles se recomienda encarecidamente un SPF entre 30 y 50 (9).
  • No se salte la crema solar una vez que se haya bronceado: incluso con un bronceado, su piel no filtrará eficazmente los furtivos rayos UVA. Aunque no causen quemaduras ni ningún otro daño visible, pueden sin embargo dañar el ADN de las células de forma irreversible (10).
  • Tras su sesión de bronceado, masajee su piel con una crema hidratante o un aceite vegetal nutritivo (argán, karité, jojoba, zanahoria…) para aliviarla y regenerarla en profundidad.

Referencias

  1. Stahl W, Sies H. β-Carotene and other carotenoids in protection from sunlight. Am J Clin Nutr. 2012 Nov;96(5):1179S-84S. doi: 10.3945/ajcn.112.034819. Epub 2012 Oct 10. PMID: 23053552.
  2. Meléndez-Martínez, Antonio J et al. “Skin Carotenoids in Public Health and Nutricosmetics: The Emerging Roles and Applications of the UV Radiation-Absorbing Colourless Carotenoids Phytoene and Phytofluene.” Nutrients vol. 11,5 1093. 16 May. 2019, doi:10.3390/nu11051093
  3. Nobile, Vincenzo et al. “Skin photoprotective and antiageing effects of a combination of rosemary (Rosmarinus officinalis) and grapefruit (Citrus paradisi) polyphenols.” Food & nutrition research vol. 60 31871. 1 Jul. 2016, doi:10.3402/fnr.v60.31871
  4. Seo SA, Park B, Hwang E, Park SY, Yi TH. Borago officinalis L. attenuates UVB-induced skin photodamage via regulation of AP-1 and Nrf2/ARE pathway in normal human dermal fibroblasts and promotion of collagen synthesis in hairless mice. Exp Gerontol. 2018 Jul 1;107:178-186. doi: 10.1016/j.exger.2018.02.017. Epub 2018 Feb 27. PMID: 29499374.
  5. Flament F, Bazin R, Laquieze S, Rubert V, Simonpietri E, Piot B. Effect of the sun on visible clinical signs of aging in Caucasian skin. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2013;6:221-232. Published 2013 Sep 27. doi:10.2147/CCID.S44686
  6. Pullar JM, Carr AC, Vissers MCM. The Roles of Vitamin C in Skin Health. Nutrients. 2017;9(8):866. Published 2017 Aug 12. doi:10.3390/nu9080866
  7. Mokrejs P, Hutta M, Pavlackova J, Egner P, Benicek L. The cosmetic and dermatological potential of keratin hydrolysate. J Cosmet Dermatol. 2017 Dec;16(4):e21-e27. doi: 10.1111/jocd.12319. Epub 2017 Feb 6. PMID: 28164425.
  8. Wolber R, Schlenz K, Wakamatsu K, et al. Pigmentation effects of solar-simulated radiation as compared with UVA and UVB radiation. Pigment Cell Melanoma Res. 2008;21(4):487-491. doi:10.1111/j.1755-148X.2008.00470.x
  9. Gabros S, Nessel TA, Zito PM. Sunscreens And Photoprotection. [Updated 2021 Nov 15]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK537164/
  10. Rünger TM. Role of UVA in the pathogenesis of melanoma and non-melanoma skin cancer. A short review. Photodermatol Photoimmunol Photomed. 1999 Dec;15(6):212-6. doi: 10.1111/j.1600-0781.1999.tb00090.x. PMID: 10599968.

Compártelo

Comentarios

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario

Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión

Pago seguro
32 Años de experiencia
Devolución de dinero
Envío rápido
Transporte gratuito a partir de $25 de compra