0
es
US
WSMUS
38444591
Su cesta esta vacía
Menú
Ajo hipotensor

¿Cómo utilizar el ajo para bajar la tensión arterial?

El ajo es un remedio eficaz contra la hipertensión, responsable de las enfermedades cardíacas. Descubra en este artículo cómo utilizar el ajo para bajar la tensión arterial de forma natural.

El ajo: un remedio natural para numerosas afecciones

Utilizado desde hace miles de años en muchas civilizaciones del Mediterráneo, en la cocina y como remedio natural en la medicina tradicional, el ajo es un condimento lleno de propiedades (1).

Además de su riqueza en manganeso, en vitamina B6, en fósforo, en hierro, en cobre, en selenio y en vitamina C, sobre todo contiene varios principios activos que hacen de él un remedio natural para numerosas afecciones (2).

En concreto, es su riqueza en compuestos organosulfurados la que aporta los beneficios de esta planta. En particular la S-alilcisteína, el compuesto más estudiado por los investigadores. El ajo también contiene aliina, que se transforma en alicina al contacto de una enzima cuando el diente se muele, se tritura o se corta. Esta molécula es la que confiere su olor particular al condimento.

También es esta molécula la que sufre transformaciones posteriores para producir otros compuestos organosulfurados como el sulfuro de dialilo, el disulfuro de dialilo y el ajoeno. Se cree que es el conjunto de estos compuestos (incluidos la S-alilcisteína) el que permite al ajo (3-6):

  • contribuir a la salud del corazón y del sistema cardiovascular;
  • mantener un nivel normal de colesterol;
  • tener propiedades antioxidantes;
  • contribuir al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

Este condimento tradicional también contiene saponinas que asimismo contribuyen a sus beneficios hipocolesterolemiantes así como a sus efectos protectores sobre el sistema vascular. La planta también parece contener proteínas específicas con efectos cardioprotectores.

El ajo para la hipertensión

Se sabe poco sobre los mecanismos que permiten al ajo tener efectos hipotensores. Probablemente habría un efecto vasodilatador que ayudaría a detener y a ampliar los vasos sanguíneos, y un efecto antioxidante que ayudaría a proteger estos vasos de los daños del estrés oxidativo.

Varios estudios han comparado los efectos de este condimento a los de un placebo en pacientes con hipertensión arterial (7-9).

Los resultados son claros: "la suplementación con extractos de ajo podría representar una alternativa a los medicamentos o un tratamiento complementario eficaz contra la hipertensión”, concluyen los autores de un estudio australiano.

¿Ajo crudo o cocido para bajar la tensión arterial?

Si bien comer el ajo crudo parece ser más eficaz para bajar la tensión arterial, también se puede consumir cocido para disfrutar de sus beneficios.

En efecto, aunque la aliina es destruida por la cocción, sus derivados, sulfuro de dialilo, el disulfuro de dialilo y el ajoeno, resisten a la cocción o a la deshidratación.

Por tanto, para disfrutar de los beneficios del ajo blanco y bajar la tensión arterial de forma natural, se puede consumir crudo, cocido, deshidratado, marinado en aceite de oliva, en infusiones, o incluso en extractos de ajo, etc.

El ajo negro: ¡los beneficios del ajo al máximo!

Obtenido por un proceso de fermentación específico, el ajo negro tiene una composición todavía más rica que su versión “autóctona”. Así, el ajo negro es considerablemente más rico en S-alilcisteína, lo que maximiza sus beneficios (10).

Por tanto, el consumo de ajo envejecido es aún más interesante para bajar la tensión arterial de manera natural que el consumo de ajo crudo o cocido.

Tratamiento con ajo negro: ¿cuánto tiempo?

La única contraindicación respecto a la utilización del ajo negro es evitar consumirlo antes o después de una operación quirúrgica, debido a sus posibles efectos anticoagulantes.

Aparte de esta sencilla recomendación, se puede seguir un tratamiento con ajo negro (como Organic ABG10+®, un complemento alimenticio ecológico estandarizado a un 0,1 % de S-alilcisteína) todo el año, como complemento a una dieta adaptada para bajar la tensión arterial y a una actividad física regular.

¿Infusiones para bajar la tensión arterial de forma natural?

También hay muchos otros remedios naturales para bajar la tensión arterial de forma natural. Las Infusiones para bajar la tensión o los zumos para bajar la tensión son, por tanto, excelentes soluciones.

Sin embargo, ya sea el ajo o el apio, también conocido por sus efectos reductores de la tensión arterial, el fuerte sabor de estas plantas puede echar para atrás a algunas personas. Por eso, muchas personas se inclinan más por los suplementos en cápsulas, con cantidades generalmente estandarizadas de principios activos, para aprovechar sus beneficios.

La dieta DASH para bajar la tensión arterial

Además de tomar un complemento alimenticio, puede seguir una dieta DASH (Dietary Approaches to Stopping Hypertension) para una mejor regulación de su tensión arterial (11).

Desarrollada a finales de la década de 1990 a raíz de dos estudios a gran escala, la dieta DASH consiste en:

  • reducir el consumo de sal;
  • favorecer el consumo de grasas buenas (en especial ácidos grasos omega 3);
  • reducir el consumo de alcohol y el tabaquismo;
  • perder peso (ya que el sobrepeso es uno de los factores de la hipertensión);
  • realizar una actividad física regular;
  • consumir frutas y verduras frescas en cantidades importantes;
  • consumir cereales integrales y legumbres;
  • dar preferencia a la carne magra y el pescado;
  • favorecer el consumo de semillas y nueces, almendras, etc.

También hay que señalar que unos estudios han demostrado que los alimentos ricos en potasio también permiten bajar la tensión arterial de forma natural: cacao, plátano, boniato, alcachofa, aguacate, etc. son excelentes fuentes de potasio. ¡Buenos hábitos alimentarios que hay que adoptar!

EL CONSEJO DE SUPERSMART

Referencias

  1. TESFAYE, Azene et MENGESHA, Worku. Traditional uses, phytochemistry and pharmacological properties of garlic (Allium Sativum) and its biological active compounds.  J. Sci. Res. Eng. Technol, 2015, vol. 1, p. 142-148.
  2. LAWSON, Larry D. et GARDNER, Christopher D. Composition, stability, and bioavailability of garlic products used in a clinical trial. Journal of agricultural and food chemistry, 2005, vol. 53, no 16, p. 6254-6261.
  3. CERELLA, Claudia, DICATO, Mario, JACOB, Claus, et al.Chemical properties and mechanisms determining the anti-cancer action of garlic-derived organic sulfur compounds. Anti-Cancer Agents in Medicinal Chemistry (Formerly Current Medicinal Chemistry-Anti-Cancer Agents), 2011, vol. 11, no 3, p. 267-271.
  4. ARIGA, Toyohiko et SEKI, Taiichiro. Antithrombotic and anticancer effects of garlic‐derived sulfur compounds: A review. Biofactors, 2006, vol. 26, no 2, p. 93-103.
  5. LEE, Da Yeon, LI, Hua, LIM, Hyo Jin, et al.Anti-inflammatory activity of sulfur-containing compounds from garlic. Journal of medicinal food, 2012, vol. 15, no 11, p. 992-999.
  6. KIM, Sun Min, KUBOTA, Kikue, et KOBAYASHI, Akio. Antioxidative activity of sulfur-containing flavor compounds in garlic. Bioscience, biotechnology, and biochemistry, 1997, vol. 61, no 9, p. 1482-1485.
  7. RIED, Karin, FRANK, Oliver R., et STOCKS, Nigel P. Aged garlic extract lowers blood pressure in patients with treated but uncontrolled hypertension: a randomised controlled trial. Maturitas, 2010, vol. 67, no 2, p. 144-150.
  8. RIED, K., FRANK, O. R., et STOCKS, N. P. Aged garlic extract reduces blood pressure in hypertensives: a dose–response trial. European Journal of Clinical Nutrition, 2013, vol. 67, no 1, p. 64-70.
  9. RIED, Karin. Garlic lowers blood pressure in hypertensive individuals, regulates serum cholesterol, and stimulates immunity: an updated meta-analysis and review. The Journal of nutrition, 2016, vol. 146, no 2, p. 389S-396S.
  10. CHOI, Duk-Ju, LEE, Soo-Jung, KANG, Min-Jung, et al.Physicochemical characteristics of black garlic (Allium sativum L.). Journal of the Korean Society of Food Science and Nutrition, 2008, vol. 37, no 4, p. 465-471.
  11. KWAN, Mandy Wing-Man, WONG, Martin Chi-Sang, WANG, Harry Hao-Xiang, et al.Compliance with the Dietary Approaches to Stop Hypertension (DASH) diet: a systematic review. Plos one, 2013, vol. 8, no 10, p. e78412.

Compártelo

Comentarios

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario

Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión

Pago seguro
32 Años de experiencia
Devolución de dinero
Envío rápido
Transporte gratuito a partir de $25 de compra