INNOVATION AND EXCELLENCE SINCE 1992
Inicio
  >  
Categorías
  >  
Fitonutrientes
  >  
CBD Oil 6 %
CBD Oil 6 %
Nuevo
CBD Oil 6 %

Aceite de cáñamo normalizado a un 6,4 % de cannabidiol (CBD)

  • 5 mg de CBD por cápsula blanda (softgel)
  • Complemento alimenticio de amplia gama: también contiene todos los fitocannabinoides no psicótropos que se encuentran en Cannabis sativa (cannabinol, cannabigerol, tetrahidrocannabivarina…)
  • No contiene sustancias psicótropas (THC - tetrahidrocannabinol)
  • Diseñado para aliviar los dolores crónicos, la inflamación y la agitación interior (múltiples beneficios)
ver las opiniones

Cantidad : 30 Softgels 5 mg $29.00 añadir a la cesta

+certificado de análisis

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol (CBD) es una molécula fitocannabinoide contenida en el cáñamo (Cannabis sativa) al igual que la muy conocida sustancia psicotrópica, el tetrahidrocannabinol (THC). Sin embargo, al contrario que este último, el CBD no tiene ninguna propiedad estupefaciente.

El THC ha sido el primer componente psicoactivo descubierto en la marihuana (1-3), pero ha habido que esperar a los años 1990 para identificar el sistema de señalización endógeno que ahora se denomina sistema endocannabinoide . Se trata de un sistema de señalización en el que intervienen mensajeros producidos por el organismo (endocannabinoides) y receptores específicos localizados en las membranas externas de las células (los receptores CB1 y CB2).

El principio es simple: el organismo produce mensajeros endocannabinoides cuando estima que tiene necesidad de éstos, a continuación, estos mensajeros se unen a los receptores que les corresponden, lo que provoca respuestas celulares variadas como la estimulación del apetito, la limitación de la transmisión sináptica, la antinocicepción (alivio del dolor), la hipotermia o la reducción de la locomoción espontánea (4).

Por ejemplo, se sabe que los endocannabinoides son eficaces para inhibir la transmisión de las fibras nociceptivas de pequeño diámetro (que intervienen en el fenómeno del dolor) y para disminuir la liberación de neurotransmisores como la sustancia P, responsables de la transmisión del dolor . Lo que es menos sencillo, en cambio, es que este sistema influye en varios mecanismos complejos como la neuroplasticidad, la apoptosis, la neuroiflamación o la memoria traumática.

Resulta que las plantas producen moléculas que se parecen mucho a estas moléculas endocannabinoides, hasta el punto de poder fijarse (con una afinidad más o menos fuerte) a los mismos receptores. Algunas de ellas producen respuestas celulares muy similares a las de los endocannabinoides, es decir respuestas aumentadas, como es el caso del THC.

El cannabis contiene más de 200 tipos de estas moléculas que imitan a los endocannabinoides, entre los que se encuentra el cannabidiol (CBD), que puede tener hasta un 40 % de extracto seco.

¿Cómo funciona el CBD? ¿Cuáles son los beneficios del CBD?

Los receptores CB1 y CB2 a los que se fijan los endocannabinoides y los fitocannabinoides no están localizados al azar en el organismo. Se les encuentra especialmente en la superficie de las células del cerebro humano y del sistema nervioso central y en los tejidos del sistema inmunitario. El Hipocampo (especialmente el giro dentado), así como el Globus pallidus, que regula los movimientos (5), tienen una densidad de receptores CB1 muy elevada. Los receptores CB2, en cambio, están expresados en los tejidos inmunitarios (6). Estas localizaciones sugieren una implicación de los cannabinoides en la modulación de la memoria, de las emociones, del dolor (crónico, inflamatorio o neuropático) (7-8) y de los movimientos (9-10).

El CBD se fija más a los receptores CB2, mientras que el THC se fija a los receptores CB1 con una gran afinidad. Cuando el CBD se fija a sus receptores, se produce una reacción en cadena que lleva a una disminución de la liberación de los neurotransmisores.

La unión del CBD con los receptores CB2 parece en primer lugar reducir la respuesta inflamatoria . El fenómeno implica múltiples dianas celulares que conducen a un aumento de BDNF (del inglés Brain derived neutrophic factor - factor neurotrófico derivado del cerebro, una proteína que estimula el crecimiento y la diferenciación de nuevas neuronas), a una reducción de las células de la microglía y a una disminución de los mediadores proinflamatorios (11-13). Este efecto antiinflamatorio es el que hace tan interesante al CBD para el alivio del dolor.

Por tanto, el CBD contribuye a disminuir la producción de citocinas inflamatorias, a preservar la circulación cerebral durante los episodios isquémicos y a reducir la neuroinflamación (14). Éste también contribuye a aumentar los niveles de adenosina en el cerebro, lo que está asociado a la neuroprotección y a una disminución de la inflamación (15). Asimismo, éste contribuye a activar los PPAR (del inglés Peroxisome proliferator-activated receptors – receptores activados por proliferadores peroxisómicos), unas proteínas que actúan como factor de transcripción de ciertos genes implicados en la inflamación y la transmisión del dolor.

Varios estudios han mostrado otros beneficios: éste favorece además la vasodilatación (17-18) y ayuda a reducir las especies reactivas de oxígeno (ROS – del inglés Reactive oxygen species), así como la peroxidación lipídica (19-21). Por otra parte, el CBD está implicado en la modulación de receptores que no pertenecen al sistema endocannabinoide. Por ejemplo, parece ser que los receptores de la serotonina juegan un papel en los beneficios y las propiedades terapéuticas del CBD.

El CBD puede disminuir la intensidad y el efecto de los síntomas asociados a la ansiedad crónica o al estrés crónico (22-23). Imágenes médicas humanas han permitido mostrar que el CBD afecta a áreas del cerebro implicadas en la neurobiología de varios trastornos psiquiátricos. Un estudio ha mostrado que una simple dosis de CBD, administrada oralmente a voluntarios sanos, modificaba la actividad de reposo en las áreas límbicas y paralímbicas (24-25).

Unas investigaciones también han evidenciado una atenuación potencial de la memoria asociada a experiencias traumáticas.

El CBD goza actualmente de un favor que no disminuye con el tiempo. Si bien la parte de este éxito atribuible a los medios de comunicación no es despreciable, este éxito parece estar más relacionado con las propiedades y las virtudes del CBD, hoy en día muy documentadas. En resumen, a continuación, figuran las propiedades evidenciadas en los estudios in vitrocon animales o clínicos con personas (26:

  • beneficios para el dolor;
  • acción en los receptores cerebrales, especialmente en la serotonina, un neurotransmisor regulador del estado de ánimo, pero también del comportamiento social;
  • potencial antiinflamatorio en las citocinas;
  • beneficios neuroprotectores;
  • propiedades ansiolíticas y virtudes antiestrés;
  • beneficios antiadictivos;
  • acción en ciertas respuestas al estrés.

¿Cómo se produce CBD Oil 6 % (Aceite de CBD al 6 %)?

Después de su extracción, el CBD se diluye en aceite extraído de las semillas de cáñamo.

Normalmente, el aceite de semillas de cáñamo contiene muy poco CBD (0,0025 %). El CBD está presente sobre todo en las flores deCannabis sativa y, en menor grado, en las hojas y no en las semillas. Por tanto, CBD Oil 6 % contiene un aceite de semilla de cáñamo al que se le ha añadido una cantidad de CBD extraída de las flores de cáñamo.

Cuando crece el cáñamo, produce THC-A (del inglés Tetrahydrocannabinolic acid - ácido tetrahidrocannabinólico) y CBD-A (del inglés Cannabidiolic acid – ácido cannabinólico), y no CBD (cannabidiol) o THC (tetrahidrocannabinol). Es cuando se calientan las dos moléculas cuando éstas son descarboxiladas en sus formas activas (27). La transformación del CBD-A a CBD también se puede hacer de manera más lenta por la exposición de la molécula a la luz, al calor (los fluidos gástricos están a una temperatura de 37 °C) o con el tiempo (28). CBD Oil 6 % contiene CBD y no CBD-A, además de muchos otros fitocannabinoides presentes en cantidades más modestas. Actualmente no se puede encontrar un producto mejor en el mercado.


¿Tiene efectos secundarios?

El cáñamo utilizado aquí no contiene THC. Por tanto, no tiene ningún efecto estupefaciente en el consumidor y dispone de un excelente perfil de seguridad en la persona humana.

Una vez ingerido, el CBD se distribuye rápidamente en el organismo. Su carácter lipófilo le permite pasar rápidamente a través de la barrera hematoencefálica y alcanzar los tejidos cerebrales. No altera el ritmo cardiaco y no influye ni en la tensión arterial ni en la temperatura corporal. La vida media del CBD es de aproximadamente 9 horas: a continuación, es excretado a la orina en forma metabolizada.

La forma softgel y la pureza de los ingredientes garantizados por Supersmart permiten un uso sin contraindicaciones específicas. A día de hoy, comprar un aceite de cáñamo estandarizado en CBD y sin THC no presenta el más mínimo problema de salud pública.

¿Con qué puede combinarse CBD Oil 6 %?

CBD Oil 6 % puede combinarse con InflaRelief Formula, una fórmula optimizada contra los trastornos de la inflamación, Natural Pain Relief (Alivio natural del dolor), un analgésico natural universal, y Posinol 50 mg, un extracto de Apocynum venetum que contribuye a la relajación mental.

Notas

Este producto no debe sustituir a una alimentación diversificada y equilibrada, y a un modo de vida sano. Siga los consejos de utilización, la dosis diaria aconsejada y la fecha límite de utilización. Se desaconseja a mujeres embarazadas o en lactancia, y a los niños menores de 15 años. Mantener fuera del alcance de los niños pequeños. Conservar en un lugar seco y fresco.

Referencias

  1. Gaoni Y, Mechoulam R. Isolation structure and partial synthesis of an active constituent of hashish. J Am Chem Soc. 1964;86:1646–7.
  2. Mechoulam R, Braun P, Gaoni YA. Stereospecific synthesis of (-)-delta 1- and (-)-delta 1(6)-tetrahydrocannabinols. J Am Chem Soc. 1967;89:4552–4.
  3. Mechoulam R, Shvo Y, Hashish I. The structure of cannabidiol. Tetrahedron. 1963;19:2073–8.
  4. Venance L, Maldonado R, Manzoni O. Le système endocannabinoïde central. Med Sci (Paris) 2004 ; 20 : 45-53.
  5. Pertwee RG. The diverse CB1 and CB2 receptor pharmacology of three plant cannabinoids: Δ9-tetrahydrocannabinol, cannabidiol and Δ9-tetrahydrocannabivarin. Br J Pharmacol. 2008;153:199–215.
  6. Pettit DAD, Harrison MP, Olson JM, Spencer RF, Cabral GA. Immunohistochemical localization of the neural cannabinoid receptor in rat brain. J. Neurosci Res. 1998;51:391–402
  7. Hill KP. Medical marijuana for treatment of chronic pain and other medical and psychiatric problems: A clinical review. JAMA. 2015;313:2474–83
  8. Rog DJ, Nurmikko TJ, Friede T, Young CA. Randomized, controlled trial of cannabis-based medicine in central pain in multiple sclerosis. Neurology. 2005;65:812–9
  9. Portella G, Laezza C, Laccetti P, De Petrocellis L, Di Marzo V, Bifulco M. Inhibitory effects of cannabinoid CB1 receptor stimulation on tumor growth and metastatic spreading: Actions on signals involved in angiogenesis and metastasis. FASEB J. 2003;17:1771–3
  10. Freund TF, Katona I, Piomelli D. Role of endogenous cannabinoids in synaptic signaling. Physiol Rev. 2003;83:1017–66.
  11. Nestler EJ, Barrot M, DiLeone RJ, Eisch AJ, Gold SJ, Monteggia LM. Neurobiology of depression. Neuron. 2002;34:13–25
  12. Wang Q, Shao F, Wang W. Maternal separation produces alterations of forebrain brain-derived neurotrophic factor expression in differently aged rats. Front Mol Neurosci. 2015;8:49
  13. Wee N, Kandiah N, Acharyya S, Chander RJ, Ng A, Au WL, et al. Depression and anxiety are co-morbid but dissociable in mild Parkinson's disease: A prospective longitudinal study of patterns and predictors. Parkinsonism Relat Disord. 2016;23:50–6
  14. Camposa AC, Fogac MV, Sonegoa AB, Guimarãesa FS. Cannabidiol, neuroprotection and neuropsychiatric disorders. Pharmacol Res. 2016;112:119–27
  15. Castillo A, Tolóna MR, Fernández-Ruizb, J, Romeroa J, Martinez-Orgadoa J. The neuroprotective effect of cannabidiol in an in vitro model of newborn hypoxic–ischemic brain damage in mice is mediated by CB2 and adenosine receptors. Neurobiol Dis. 2010;37:434–40.
  16. Esposito G, Scuderi C, Valenza M, Togna GI, Latina V, et al. Cannabidiol reduces ab-induced neuroinflammation and promotes hippocampal neurogenesis through PPARc involvement. PLoS One. 2011;6:e28668.
  17. Hillard CJ. Endocannabinoids and vascular function. J Pharmacol Exp Ther. 2000;294:27–32.
  18. Schultes RE. Hallucinogens of Plant Origin.Science. 1969;163:245–54.
  19. Esposito G, Scuderi C, Savani C, Steardo L, Jr, De Filippis D, Cottone P, et al. Cannabidiol in vivoblunts beta-amyloid induced neuroinflammation by suppressing IL-1ß and iNOS expression. Br J Pharmacol. 2007;151:1272–9.
  20. Hampson AJ, Grimaldi M, Axelrod J, Wink D. Cannabidiol and (-)Δ9-tetrahydrocannabinol are neuroprotective antioxidants. Proc Natl Acad Sci USA. 1998;95:8268–73.
  21. Iuvone T, Esposito G, Esposito R, Santamaria R, Di Rosa M, Izzo AA. Neuroprotective effect of cannabidiol, a non-psychoactive componentpCannabis sativa, on ß-amyloid-induced toxicity in PC12 cells. J Neurochem. 2004;89:134–41.
  22. Campos AC, Moreira FA, Gomes FV, Del Bel EA, Guimarães FS. Multiple mechanisms involved in the large-spectrum therapeutic potential of cannabidiol in psychiatric disorders. Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci. 2012;367:3364–78.
  23. Bergamaschi MM, Queiroz RHC, Chagas MHN, de Oliveira DCG, De Martinis BS, Kapczinski F, et al. Cannabidiol reduces the anxiety induced by simulated public speaking in treatment-naive social phobia patients. Neuropsychopharmacology. 2011;36:1219–26.
  24. Crippa JA, Zuardi AW, Garrido GE, Wichert-Ana L, Guarnieri R, Ferrari L, et al. Effects of cannabidiol (CBD) on regional cerebral blood flow. Neuropsychopharmacology. 2004;29:417–26
  25. Fusar-Poli P, Crippa JA, Bhattacharyya S, Borgwardt SJ, Allen P, Martin-Santos R, et al. Distinct effects of Δ9-tetrahydrocannabinol and cannabidiol on neural activation during emotional processing. Arch Gen Psychiatry. 2009;66:95–105.
  26. Pisanti, S., et al., Cannabidiol: State of the art and new challenges for therapeutic applications. Pharmacol Ther, 2017. 175: p. 133-150
  27. Gowran A, Noonan J, Campbell VA. The multiplicity of action of cannabinoids: Implications for treating neurodegeneration. CNS Neurosci Ther. 2011;17:637–44.
  28. Russo, E.B., Cannabidiol Claims and Misconceptions.Trends in pharmacological sciences, 2017. 38(3): p. 198-201.
Dosis diaria: 2 cápsulas blandas (softgels)
Cantidad de dosis por envase: 15

Cantidad
por dosis

Cannabidiol (CBD) de 156, 25 mg de aceite de cáñamo no psicotrópico estandarizado a un 6,4 % de CBD 10 mg
Cantidad diaria recomendada (CDR) no definida. Otros ingredientes: aceite de oliva procedente de la agricultura ecológica.


Adultos. Tomar 2 cápsulas blandas (softgels) al día. Cada softgel contiene 78,125 mg de aceite de cáñamo estandarizado a un 6,4% de cannabidiol (CBD), es decir a 5 mg de CBD.
Este complemento no contiene sustancias psicotrópicas.

Atención: no enviamos CBD Oil 6 % en este / esos estado (s) y países): IDAHO (ID), KANSAS (KS), NEBRASKA (NE), SOUTH DAKOTA (SD).
 
Vea algunos testimonios de nuestros clientes
La sociedad
close

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscribase al
Club SuperSmart
Y beneficiese
de ventaga exclusivas :
Continuar con mis compras
keyboard_arrow_up